tarifas

calor-radiante-suave-natural

Diseñamos las instalaciones ajustadas a cada proyecto, a cada usuario. El confort y el bienestar no dependen de grados centígrados; responden a las necesidades de las personas y su uso de los espacios.

Para conocer los factores de coste siga leyendo abajo. También puede consultar los pasos para tener un presupuesto: de la instalación generosa y de la instalación ajustada.

El coste

es el resultado de 3 factores de instalación + el factor X

  • el coste del sistema radiante y de las superficies restantes
  • el rendimiento (o ratio) de la instalación – los vatios emitidos por cada m² de superficie radiante
  • la demanda (o carga) térmica – el calor (o frío) necesario para el confort
  • el factor X: el gasto energético y medioambiental durante décadas

1. el coste del sistema

no tiene relevancia sin los otros factores. A modo de orientación podemos valorar:

  • el panel radiante con un coste neto de de 117€/m2; compuesto por el serpentín y el “revoco” de arcilla de 25mm.
  • incluyendo las uniones y el material de la 2ª capa de arcilla (5mm) unos 130…150€ de material por m² de pared activa.
  • si elegimos el sistema en húmedo, el coste total podría bajar un 10…25% aumentándose su tiempo de instalación y secado.
  • los costes del montaje y de la aplicación de arcillas in situ varían en función de las condiciones de la obra.

2. el rendimiento del sistema

Nuestra pared radiante de arcilla presenta ratios de hasta 200 W/m², mucho más que los sistemas competidores en pared (~110 W/m²) o suelo (~50 W/m²). Por tanto requieren de mucho menos superficie para cubrir la demanda.

ejemplo: En una vivienda de 100m² y una demanda media de 50 W/m² hay que cubrir 5000 W. Los paneles aportan 170 W/m² , por tanto son suficientes unos 29m² de pared radiante con arcilla. En suelo radiante habría que cubrir los 100m² completos.

3. la demanda térmica

depende directamente del grado de aislamiento del espacio a climatizar. Podemos elaborar una estimación de la demanda y con ello una estimación de costes de la instalación. Sin embargo, conocer la demanda exacta nos permite ajustar la instalación y sus gastos energéticos a lo realmente necesario e imprescindible.

También podemos invertir algo en la mejorara del aislamiento y bajar aún más la superficie radiante y su coste.

.

X. el gasto energético y medioambiental durante el funcionamiento

La paredes radiantes ahorran energía al no tener que calentar el agua a temperaturas alta o haciéndolo con fuentes renovables. No se “pierde” tanta energía al aire y al exterior en el momento de ventilar. Los beneficios medioambientales son importantes y serán cada vez más cuantificables.

La conclusíon: optimizar la instalacion

Instalamos para no gastar: asesoramos en cómo aislar economica y técnicamente correcto. Es mejor invertir un poco más en pensar y calcular para ganar en confort y salud para todos, ahorrando en gastos energéticos a lo largo de muchos años. Además, con el cálculo y un proyecto de optimización casi siempre obtenemos un ahorro directo al instalar menos superficie radiante.

¿Listos para compartir su proyecto?